domingo, 26 de junio de 2016

Se está incendiando una biblioteca,
una niña con el cabello dorado
lleva mil libros ardiendo en las manos
me grita que le ayude,
que no puede abandonarlos
ni ver como se convierten en cenizas tantas historias
que no volverá a leer nadie.
Se está quemando un hospital,
una enfermera de unos 60 años
con cicatrices que muestran todo su pasado
me grita que le ayude,
que hay demasiadas vidas en juego
como para quedarnos observando.
Está ardiendo un colegio
un profesor con tiza en las manos
me grita que le ayude,
que hay cientos de niños
que están siendo arrasados
y no sabrán nunca lo que es ir de la mano.
Las llamas están destruyendo una habitación,
una chica con el fuego en sus labios
me susurra que me quede quieta
y que escuche a Poe:
"A la muerte se le toma de frente con valor y después se le invita a una copa."
Y yo me suelto el pelo,
mientras abrimos tres cervezas.

lunes, 2 de mayo de 2016

Se comenta que ha habido un gran cambio climático,
un nuevo huracán llamado Amor
arrasa cada día más de mil hogares en la costa oeste
y se está precipitando hacia el resto del mundo.

Dicen que tenemos ganas de quemarlo todo
y luego arder,
porque la monotonía no siempre es buena
y de tanto soñar,
se creen que estamos locos.

La libertad nos pide que le quitemos las cadenas que le ha puesto el invierno,
que quiere ponerse morena en cualquier playa del Sur
y tocar la guitarra española de la mano de todos los barrios sin nombre.

Subsisto
subsistes
o subsistimos,
no sé la verdad
como lo quieras llamar,
lo dejo en tus manos
-cuidado no se rompa,
que ya no tenemos a Neruda para sanar a los cerezos,
y la poesía se (nos) está llenando de grietas-

martes, 12 de abril de 2016

Están llorando todas las balas
me dicen no quieren participar en vuestras guerras,
la niña de la acera de enfrente viene y me come a versos
yo no la conozco,
no conozco a nadie,
todos me brindan su amor
y a mi me sangra el pecho.
Pueden sentir el olor ha podrido que desprende mi alma
y veo como se compadecen de mi cuerpo,
le lloran a un dios que no existe
y matan por un dios que no existe.
Sólo veo sangre y sueños inertes
muertos,
veo miedo, ira, furia y mentiras
están por todas partes
van corriendo de lado a lado por vuestras cabezas.
Os estáis confundiendo
¡Alto al fuego!
Aquí sólo se lanzan besos.