martes, 28 de julio de 2015

Hay mujeres que se visten con flores rojas
y sueños violetas,
que caminan libres de ataduras y zapatos,
que se despeinan
y corren sobre clavos ardiendo.
Hay mujeres que tienen alas
y versos
y besos
más destructivos que cualquier bomba nuclear en Hiroshima.
Hay mujeres que juegan al amor
y nunca pierden
porque guardan todos los ases en la manga.
Hay mujeres que bailan de la mano del diablo
y firman la paz
para empezar guerras.
Hay mujeres que no duermen
y sólo salen por las noches.
Hay mujeres que se desvisten
y se quitan los tacones despacito
para no despertar a la soledad y a el miedo,
que están abrazados en su cama.
Hay mujeres precipicio
que es mejor no conocer nunca,
porque una vez que saltas
de esas,
ya no regresas.